Veracruz | Tuxtepec | Baja California | Yucatán | Puebla | Sinaloa | Aguascalientes | Villahermosa Twitter xeunoticias xeunoticias  Facebook xeunoticias Facebook  Youtube xeunoticias Youtube
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Blogs
Blogs
jueves 24 de enero del 2019 12:48 AM, Veracruz, México.
escucha en vivo xeu
 
Portada / Últimos Blogs / Post
Banxico y devaluación, bajaron déficit en 2017

 12 feb 2018
Por: Luis Pazos

  Gobierno federal presume que en 2017 obtuvo un superávit primario, es decir, sin considerar el pago de la deuda, equivalente al 1.4% del PIB, lo que parece positivo y concuerda con el mínimo considerado necesario para frenar crecimiento del déficit y la deuda por calificadoras internacionales. Ese “logro” aparenta un reordenamiento de las finanzas públicas que permitió una disminución del déficit público al 1.1% del PIB, lo cual a primera vista es una buena noticia.

  Lo preocupante es que esa corrección no se basa en una reducción de los desequilibrios entre los gastos y los ingresos en las finanzas públicas, sino en la utilización de los remanentes de operación del Banco de México para disminuir los desequilibrios económicos del sector público federal. Esos remanentes o ganancias se generaron básicamente por la devaluación del peso. Las reservas de BANXICO, su principal activo, 172.4 mil millones de dólares a finales del 2017, aumentaron si las contabilizamos en pesos en aproximadamente un 50% en los primeros 5 años del actual gobierno.  Con esos remanentes o ganancias, gracias a la devaluación del peso, el gobierno de EPN financió parte de su gasto y deuda excesiva.

  Sin contabilizar los recursos tomados de BANXICO, que no son generados por el sector público federal y representan el 1.5% del PIB, no hay superávit primario y el déficit en sentido amplio (RFSP), que presumen se redujo por primera vez en 10 años en 2017, sería de más del doble que el anunciado (2.6%).

  Las cifras “alegres” sobre las correcciones de las finanzas públicas no provienen de un cambio estructural hacia un equilibrio entre gastos e ingresos, que cayeron en 3.7% en 2017, sino de la utilización de las ganancias de Banxico por la devaluación del peso.

  Las reservas y remanentes de BANXICO fueron claves para presentar un superávit primario y un menor déficit, y no la prudencia, austeridad o correcciones en el gasto del gobierno federal. Paradójicamente, gracias a la devaluación del peso, provocada por las irresponsables políticas de gasto y déficit del gobierno, el mismo gobierno pudo presentar reducciones transitorias en su déficit y gasto excesivo. Esos logros virtuales, más que reales, son difícilmente sustentables para después de las elecciones del 2018 y en el 2019.

 

Twitter: @luispazos1

Mail: lpazos@prodigy.net.mx

Profesor de Economía Política

 

 

 

 

 



23:56 Nombran a Arely Gómez como contralora del Poder Judicial de la Federación
23:44 Abaten a dos y detienen a uno tras liberación de víctima de secuestro en Coatzacoalcos, Veracruz
23:37 Reporta CIDH al menos 16 muertos por protestas en Venezuela
23:22 Ni gobierno ni Congreso de México pueden intervenir en Venezuela: Martí Batres
23:21 ¡Listos los silbantes para la Jornada 4 de la Liga MX!
23:18 Venezolanos en la Ciudad de México respaldan a Guaidó frente a embajada 
23:17 Fue un error de procedimiento: Brizio y el VAR en el Chivas vs Toluca
23:10 ¡América con paso perfecto también en Copa MX!
23:10 Pide PRD autonomía a nuevo presidente del Tribunal Electoral federal
23:07 Trump aplaza mensaje sobre Estado de la Unión hasta que reabra gobierno
23:07 Copa MX: Monarcas gana a Correcaminos
23:05 Asume Miguel Ángel Yáñez Monroy la Dirección General de Apiver